,

Emprender también es para nosotros

El dicho “no hay peor trámite que el que no se hace” aplica perfectamente para este tema porque muchos tenemos en mente un proyecto que quisiéramos realizar, pero creemos que “ya no estamos en edad de emprender”. Cientos de veces hemos escuchado que emprender es cosa de jóvenes, como si el éxito estuviera asociado a una edad determinada, pero la realidad muestra que esa premisa es totalmente FALSA.

Y aunque no somos nativos digitales, tenemos las ganas de aprender cuanto se nos ponga por delante, no tendremos la vitalidad de un joven sub 30, pero poseemos conocimientos, un nivel de sabiduría y experiencia (MUCHA) que nos pone en cierta posición de ventaja. Porque además como ya hemos vivido mucho, tenemos menos temor a ciertas cosas y como se dice popularmente “ya venimos de vuelta”. Así son los emprendedores seniors, los que se atreven, anticipan y saben que si algo va mal sabrán cómo levantarse una vez más.

En Chile factores como la incertidumbre del mercado laboral y las bajas jubilaciones han motivado a que personas que están incluso a más de una década de jubilar decidan levantar un emprendimiento, arriesgando sus ahorros, postulando a fondos concursables y aprovechando el gran aprendizaje de tantos años de trabajo y la ayuda de las nuevas tecnologías.

¿Cómo lo hicieron?
Gran parte de los emprendedores seniors han aprovechado sus tiempos libres o las cuarentenas para irse perfeccionando en el uso y manejo de herramientas digitales y tecnológicas que más adelante serán clave en la eficiencia de sus negocios.

Si estás con un emprendimiento en mente, pero lo que te frena es la pandemia, te entregamos pasos a seguir para guiarte al éxito.

Establece un plan de acción

Antes que todo elabora tu plan de negocio que detalle al máximo todos los aspectos de tu emprendimiento y del producto o servicio que piensas ofrecer. Lo anterior te podrá ayudar a determinar tu estrategia, los objetivos y los pasos que debes seguir para alcanzarlos a corto, mediano y largo plazo.

Obtén el financiamiento

Quizás eres de los pocos afortunados que tienen ahorros suficientes para comenzar con tu emprendimiento, pero si eres como la mayoría, intenta postular a fondos estatales, subsidios (pronto haremos una nota especial de los que existen para nosotros), pero también piensa en la alternativa del crowdfunding.

Prioriza

Este año sabemos que tendrá sus desafíos y complejidades, por eso enfócate en alcanzar los objetivos principales y no pierdas tiempo en abarcar tareas que pueden ser delegables o que no necesitas ejecutar en este momento.

Planifica diferentes escenarios

Como nos encontramos en un año especial, es necesario que todo microempresario tenga claro que en este contexto hay mayores riesgos que antes de la pandemia. Para eso es recomendable que tengas muy bien pensado un plan B, incluso un C, un D e incluso un E, para que si se presenta una dificultad ya tengas avanzado un plan de acción.

Ahora que ves que es realizable, deja de pensar tanto en el sueño que tienes en mente y ponte “manos a la obra” y verás que sin prisa, pero sin descanso, es altamente probable que tu emprendimiento vea la luz y puedas ser tu propio jefe.


¿Te interesa este tema? cuéntanos en los comentarios para entregarte más y nuevos consejos sobre emprendimiento para +65.


Fuentes: El Mostrador y Tele 13

Comenta aquí

Noticias relacionadas: