Combatir el edadismo: la responsabilidad pendiente de los medios de comunicación

En octubre de 2021, se dio inicio en nuestro país al trabajo de la Década de las Naciones Unidas del Envejecimiento Saludable 2021–2030. “La Década” es una iniciativa de colaboración mundial entre los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales, los profesionales, el mundo académico, el sector privado y los medios de comunicación, para mejorar la vida de las personas mayores, sin embargo, la tarea está aún pendiente. 

En el marco de “la Década”, se reconoce que el maltrato de las personas mayores es un problema central al que, sin embargo, no se le ha prestado debida atención, urgencia ni trabajo. Bajo ese marco, la propia Organización de Naciones Unidas ha identificado las prioridades para combatir el maltrato de las personas mayores, poniendo en primer lugar el combate al “edadismo”. El “edadismo” se refiere a los estereotipos (el cómo pensamos), los prejuicios (el cómo sentimos) y la discriminación (el cómo actuamos) de que son objeto las personas en razón de su edad y que puede darse en las esferas institucional, interpersonal o hasta autoinfligido.  

Por su parte, los medios tradicionales y plataformas digitales de comunicación, desempeñan un papel fundamental en la formación de actitudes y percepciones sociales. Lamentablemente, preponderantemente estos medios han perpetuado estereotipos edadistas, retratando a las personas mayores como frágiles, dependientes y hasta tecnológicamente ineptos. Para combatir eficazmente la discriminación por motivos de edad, es clave que los medios de comunicación asuman la responsabilidad de promover representaciones precisas, diversas y positivas, de las personas mayores, contribuyendo a la construcción de una cultura de envejecimiento positivo, y no al contrario como hasta ahora. 

Algunas recomendaciones para este nuevo enfoque de parte de los medios, pueden ser la construcción de espacios permanentes de fomento al diálogo y la colaboración intergeneracional. Al mostrar interacciones positivas entre generaciones, los medios de comunicación pueden disipar conceptos erróneos y fomentar las conexiones entre personas de distintas edades. Este enfoque ayudará a combatir las actitudes edadistas y promoverá el valor de las diversas perspectivas a lo largo de la vida. Al mismo tiempo, deben dar prioridad a la creación de contenidos que presenten a las personas mayores en una amplia gama de roles y contextos, lo que ayudará a contrarrestar la noción predominante de que envejecer equivale a irrelevancia o incompetencia. Sensacionalizar los temas relacionados con la vejez y utilizar términos despectivos, perpetúa los estereotipos y fomenta la discriminación, por lo que es necesario que periodistas y todos los creadores de contenidos, incluidos el cine, la publicidad, los medios, redes y plataformas digitales, entre otros, adopten prácticas responsables que promuevanla comprensión, la empatía y el respeto, a las personas mayores.

En el Día del Buen Trato a las Personas Mayores, conminamos a los medios de comunicación a combatir el edadismo desafiando activamente las narrativas negativas de la vejez, promoviendo el entendimiento intergeneracional y colaborando de forma decidida a consolidar una sociedad que respete y valore a las personas de todas las edades. Aprovechemos el poder de los medios de comunicación para desmantelar el edadismo y construir una cultura de envejecimiento positivo para todos.

Consuelo Moreno
Directora Ejecutiva
Fundación GRANDES

Fuente Linkedin

Comenta aquí

Noticias relacionadas: